miércoles, 6 de octubre de 2010

METODOS DE ESTUDIO

 La psicología entendida como ciencia básica o experimental, enmarcada en el paradigma positivista, y que utiliza un método científico de tipo cuantitativo, a través de la contrastación de hipótesis, con variables cuantificables en contextos experimentales, y apelando además a otras áreas de estudio científico para ejemplificar mejor sus conceptos. Los métodos empleados dentro de esta perspectiva son los siguientes: investigación correlacional, investigación experimental, observación naturalista, estudio de casos, encuesta. El primer laboratorio de estudio de la psicología experimental fue fundado en el año 1879 por el psicólogo alemán Wilhelm Wundt.
Se ha intentado comprender el fenómeno psicológico en su complejidad real, desde una perspectiva más amplia pero menos rigurosa, mediante la utilización de metodologías cualitativas de investigación que enriquecen la descripción e interpretación de procesos que, mediante la experimentación clásica cuantificable, resultan más difíciles de abarcar, sobre todo en ámbitos clínicos. A diferencia del método experimental naturalista, la investigación de enfoque sociocultural no se ocupa del estudio de procesos específicos o variables aisladas, producidas o analizadas experimentalmente, sino que procura una explicación de los fenómenos en su dimensión real, asumiendo la realidad del sujeto como un escenario complejo de procesos integrados e interrelacionados, tanto en el individuo como en su mundo sociocultural, y con una perspectiva histórico-biográfica, en el entendido de que ningún proceso puede ser aislado y, más aún, de que se trata de procesos irreversibles.
METODOS
El método fenomenológico ( no es estrictamente científico ) es el más antiguo y se debe a un tal Dilthey, proviene del mundo de la filosofía, y se utilizaba en países de cultura alemana principalmente. Busca un análisis y una comprensión de los sucesos, analizando el propio sujeto, el camino, vía o procedimiento que interviene en la elaboración del conocimiento. Al ser tan peculiar, sólo puede aplicarse a casos particulares, y su finalidad es explicar los estados de conciencia y la intencionalidad de ésta ( qué ha causado un estado de conciencia o de ánimo ).
■El método de la introspección fue formulado por William James, y es un método subjetivo en desuso. Explica la psicología como la descripción de los estados de conciencia, en tanto que estados de conciencia. Consistiría en una vuelta del sujeto hacia su interior, analizando los pasos y procesos que tienen lugar en la conciencia, también podemos tener en cuenta no sólo nuestra propia introspección, sino también las de otros sujetos, cuando estas verbalizan las suyas propias. Éste método no puede ser tenido en cuenta, dada su poca fiabilidad, no sólo del método en sí, sino también del objeto de estudio, y de la definición de psicología propuesta. Este método es desechado cuando un autor llamado Watson lo pone en entredicho, lo hace inviable al definir la psicología como “el estudio de las reacciones objetivamente observables que un organismo lleva a cabo como respuesta a estímulos también objetivamente observables, provenientes del medio”, por ello, la psicología, entendida como ciencia de los hechos de la conciencia tiene que ser sustituida por una psicología que se define como “la ciencia del comportamiento”
■El método psicoanalítico. Inventado por Sigmund Freud, quien descubrió campos enteros para la psicología, creando una terminología que tiene vigencia aún. Este método trata de poner de manifiesto la parte reprimida del “ello”, gracias a la toma de contacto con el inconsciente del individuo, mediante interpretación de los sueños, estados hipnóticos y los actos fallidos. De esta manera, el psicoanálisis da un gran valor a las primeras etapas de la ontogenia del individuo ( su desarrollo como tal ), haciendo descansar sobre ellas el origen de una sexualidad conflictiva, causante de las patologías psíquicas. Para Freud, el psiquismo humano estaba formado por una parte consciente llamada consciencia o “yo”, bajo las que se situarían los hechos psíquicos conscientes, aquellos de los que nos damos cuenta y caen bajo el control de nuestra consciencia. El consciente se rige por el principio de realidad. La otra parte es el no consciente, formado por el preconsciente o “superyo”, y el subconsciente o “ello”. El preconsciente es el conjunto de hechos psíquicos que no están en la superficie de la consciencia, pero a los que les resulta fácil llegar a ella, a partir de un hecho psíquico del que se tiene consciencia actual. El superyo se rige por el “principio de moralidad”, es decir, sólo afloran en la consciencia aquellos actos que se consideran aceptables por parte del superyo, y permanecen reprimidos los inaceptables o inmorales. El inconsciente o “ello”, posee unos hechos tan profundos que es imposible que el sujeto los evoque por sí mismos al campo de la conciencia.
 
Los métodos experimentales. Obtuvieron primacía en el S. XIX, se basan fundamentalmente en la aplicación de pruebas generales a un conjunto de individuos, recibiendo las primeras críticas por ello, ya que parecía que obviaba al sujeto individual. Además , estos métodos intentaban aprovechar las experiencias de otras ramas de la ciencia, la que en ocasiones acentuaba la dependencia de la psicología frente a otras ciencias. No obstante, sus ventajas las encontramos en la medida de que:
Permite cuantificar los fenómenos psíquicos.
Permite su aplicación a una multitud de sujetos.
Abrió nuevas ramas en psicología.
El aspecto negativo es que este método no es siempre válido, puesto que no siempre se puede llevar a cabo una verificación de las hipótesis, ni experimentales ni en el laboratorio. Wundt lo adaptó completamente a la psicología.
Dentro de los métodos experimentales, encontramos los métodos psicométricos, los que muestran un conjunto de procedimientos para llevar a cabo descripciones cuantitativas de los hechos psíquicos, se utilizan mucho en el ámbito experimental, y una parte de estos es el método de los tests.
Se define el test mental como una situación especial estandarizada (generalizada) que sirve de estímulo a un comportamiento. Este comportamiento se valora por comparación estadística con el de otros sujetos ( de edad similar ), colocados en la misma situación, permitiendo clasificar al sujeto examinado ya cuantitativamente, ya tipológicamente.
El método clínico. Consiste en la observación exhaustiva del sujeto sin ayudarse de medios instrumentales, examinando la conducta, recogiendo fielmente la forma de ser y de racionar de un ser humano concreto, intentando establecer el sentido, la estructura, la génesis, que descubran las causas que provocan los conflictos y patologías, e intentado aplicar los medios y terapias adecuadas que resuelvan estos conflictos. La diferencia con el experimental es que este último se dirige al establecimiento de leyes generales, mientras que el clínico no puede demostrar su existencia (de las leyes), sólo proporciona indicios y suscita hipótesis que tendrán que ser verificadas posteriormente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada